La obesidad modifica la relación entre estado del hierro y diabetes

La asociación entre los niveles de un biomarcador conocido como receptor soluble de la transferrina y el riesgo de diabetes tipo 2 en una población de alto riesgo cardiovascular, depende de la presencia o ausencia de la obesidad.

En las últimas décadas, investigaciones realizadas en poblaciones de varios países han identificado que el exceso de hierro corporal es un factor que incrementaba el riesgo de padecer diabetes tipo 2. Un grupo de científicos de la Universidad Rovira i Virgili (URV) había constatado en anteriores trabajos este efecto perjudicial, en análisis realizados con datos del estudio PREDIMED, tanto en relación con ingestas de hierro excesivas como con niveles muy elevados de las reservas de hierro en el organismo, que se valora a través de una proteína llamada ferritina sérica.

En la valoración del estado de hierro se ha incorporado recientemente un nuevo biomarcador, conocido como receptor soluble de la transferrina denominado RsTf. Sin embargo, hasta la actualidad pocos estudios habían evaluado la asociación entre el biomarcador y el riesgo de diabetes, y los resultados que se mostraban eran contradictorios.

En personas no obesas los niveles del biomarcador elevados se asocian a un menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2; mientras que en las personas obesas el riesgo aumenta.

Estas discrepancias dieron pie a plantear la existencia de un posible factor adicional que influyera en la relación entre el receptor soluble de la transferrina y el riesgo de diabetes. De esta manera, se observaban niveles de RsTf significativamente más altos —que indicaban bajos niveles de hierro— en las personas obesas que en las no obesas.

Ante estas evidencias, los expertos analizaron si la obesidad modulaba la asociación entre el RsTf y la aparición de diabetes tipo 2.

El estudio, que ha permitido concluir que la obesidad altera la asociación entre ese biomarcador y el riesgo de sufrir esta enfermedad, ha sido publicado en la revista European Journal of Clinical Investigation.

En la investigación, se llevó a cabo el seguimiento, durante una media de seis años, de 1.378 hombres y mujeres con elevado riesgo cardiovascular. Los resultados más destacables del estudio han confirmado el distinto comportamiento entre personas obesas y no obesas, puesto que las primeras presentaban niveles más elevados del receptor soluble de la transferrina y, por lo tanto, tenían casi el triple de riesgo de desarrollar diabetes, después de 6 años de seguimiento.

Frente a ellas, las personas no obesas, con niveles elevados de RsTf, es decir, con bajos niveles de hierro, tenían un 60 % de menos riesgo de sufrir diabetes, como confirmaban todos los estudios publicados hasta la fecha.

En definitiva, los resultados indican que la adiposidad puede influir en el equilibrio del metabolismo del biomarcador RsTf, lo que indicaría que no es un buen biomarcador para valorar el estado de hierro en las personas obesas, pero sí en las no obesas.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS