¿Cuales son los alimentos que ayudan a controlar la diabetes?

Aunque la diabetes no tiene cura, se puede controlar la enfermedad con una asociación entre medicamentos, una alimentación equilibrada y  actividad física. En el ámbito de la alimentación, esta enfermedad está rodeada de algunos mitos sobre lo que se puede o no incluir en el menú de los afectados.

De esta manera, existe nuemrosa información sobre determinados alimentos prohibidos para los diabéticos que no deben estar en el menú, mientras que hay otros que si son beneficiosos y que incuso ayudan a controlar la enfermedad.

Al contrario de lo que podría imaginarse, la dieta del paciente de diabetes no debe ser limitante. Más que privarse de algunos alimentos, es importante saber lo que añadir al menú para alcanzar una alimentación saludable y equilibrada.

Según recogen los distintos organismos internacionales que combaten la Diabetes, existen determinados alimentos, muy concretos, que se convierten en grandes aliados a la hora de controlar esta enfermedad, por lo que recomiendan que se incluyan en la rutina alimentaria de los afectados por la enfermedad. Estos son:

BATATA. Se trata de un tubérculo que ha estado en la preferencia de quien busca una buena forma física, ya que ayuda tanto a quemar grasa, como a crear masa muscular. Además, por su bajo índice glucémico, su absorción por el organismo es más lenta, ayudando en el control de la diabetes. Contiene vitamina A, que fortalece el sistema inmunológico, y fibras solubles que ayudan en la digestión.

FRIJOLES. Este alimento es un gran aliado en el control de la dDiabetes, ya que es rico en fibras solubles, antioxidantes, vitaminas y proteínas con bajo índice glucémico (IG), que ayudan a combatir las oscilaciones en los niveles de glucosa en la sangre. Según los investigadores de la National Schoolo Biological Sciences las proteínas del frijol negro también contienen propiedades biológicas y nutrientes que ayudan en la reducción del colesterol y de los triglicéridos. En este tipo de aliemento se incluyen los guisantes, los garbanzos y las lentejas. 

CANELA. Puede parecer sorprendente, pero esta especia tiene un gran poder a la hora de combatir la diabetes. Además de ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre y aumentar la sensibilidad a la insulina, los estudios apuntan a que tiene una gran eficacia en la lucha contra el colesterol malo. Además, posee acción termogénica, ayudando en las dietas de adelgazamiento. 

SALMÓN. Se trata de una gran fuente de Omega-3 y ácidos grasos, que ayudan en la reducción de los índices de triglicéridos, el colesterol y la inflamación asociada a la resistencia a la insulina. También es rico en nutrientes esenciales, como la proteína Niacina (Vitamina B3) y la vitamina D.

GRASAS SALUDABLES. Aceites Saludables, maní, nueces, almendras, aceite de coco o aceite de oliva, son algunos ejemplos de grasas saludables, ricas en ácidos grasos monoinsaturados, que ayudan a eliminar el colesterol malo y aumentar el colesterol bueno. Además, son fuentes de ácidos grasos Omega-3, muy importantes para el control de la diabetes. Por ser de alto valor calórico, deben ser consumidos con moderación.

AGUACATE. Se trata de un producto que está entre las llamadas grasas nobles, muy beneficiosas para quien tiene diabetes, ya que aumentan el colesterol bueno y ayuda a reducir el colesterol malo. Un estudio realizado por el American Journal Of Clinical Nutrition en 2008, reveló que las personas que consumen una mayor cantidad de grasas nobles, tienen un 25 % menos de probabilidad de desarrollar la diabetes tipo 2.

MANZANA. Se trata de una rica fuente de vitaminas que tiene en su corteza una fibra llamada pectina, que es altamente eficaz para controlar la glucosa en sangre y reducir el colesterol malo. Según una Encuesta de la Universidad de Harvard, quien consume cinco o más manzanas a la semana presenta menos riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Además, tiene un bajo índice glucémico y las fibras ayudan a dar la sensación de saciedad, ayudando en las dietas de adelgazamiento.

AVENA. Al contar en su composición con beta-glucana, una fibra soluble que retarda la digestión, la avena impide grandes picos en los niveles de azúcar en la sangre. La fibra de este cereal también se ha mostrado eficaz en el aumento de la sensibilidad a la insulina, de acuerdo con un estudio publicado en 2013 en la revista Food and Nutrition Research. Se recomienda el consumo de cuatro cucharadas de avena al día.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS