Mensajes de texto, un nuevo aliado contra la diabetes

Un grupo de investigadores del Scripps Whittier Diabetes Institute acaba de publicar un estudio en la revista Diabetes Care, donde dan cuenta de que las personas de bajos ingresos con diabetes tipo 2 que recibieron mensajes de texto sobre su salud, a diario, durante un período de seis meses, mejoraron sus niveles de azúcar en  sangre, de manera similar a la que causan algunos medicamentos reductores de glucosa.

Se trata del primer estudio controlado aleatorio entre pacientes hispanos sin acceso óptimo a servicios de salud, perteneciente al proyecto Dulce Digital y llevado a cabo entre octubre de 2012 y agosto de 2014 con 126 participantes reclutados en clínicas médicas operadas por Neighborhood Healthcare, una organización de salud comunitaria sin fines de lucro, en los condados del sur de California de San Diego y Riverside, en Estado Unidos.

Los participantes, que no contaban con seguro, eran en su mnayoría procedentes de México y de mediana edad, siendo las mujeres el grupo predominante. Al inicio del experimento, los participantes observaron un video educativo sobre su enfermedad durante 15 minutos, recibieron un medidor de glucosa en sangre e instrucciones sobre su uso. Más adelante, se les dio acceso a atención médica regular, incluyendo visitas voluntarias con un médico de atención primaria, un educador certificado de diabetes y un grupo de apoyo de diabéticos.

Los 63 participantes asignados al estudio al azar recibieron de dos a tres mensajes de texto cortos al día al comienzo del ensayo en sus propios teléfonos móviles, o en dispositivos facilitados por los investigadores. Cada participante recibió de media 354 mensajes breves que daban indicaciones sencillas como usar platos más pequeños o tomar los medicamentos recetados.

La mejora fue registrada en análisis de sangre de hemoglobina A1C, que mide la glucemia promedio durante los dos o tres meses anteriores. El examen, en personas que no tienen diabetes, arrojó resultados inferiores al 5,7 %.

Al inicio del estudio, los participantes registraron una media de referencia del 9,5 %. Después de tres meses, la media del grupo que recibió los mensajes había bajado a 8,5 % mientras que la del grupo de control era de 9,3 %. A los seis meses, las cifras se mantuvieron. Terminada la prueba, el 96 % de participantes del grupo de estudio dijo que los mensajes de texto los ayudaron “mucho” a manejar su diabetes; mientras la misma cantidad dijo que seguirían recibiendo los consejos si se les daba la opción; y el 97 % afirmó que recomendaría el programa a sus amigos y familiares.

Los investigadores también concluyeron que los participantes que enviaron vía mensajes de texto sus niveles de glucosa en la sangre más a menudo, obtuvieron mejores medidas de A1C comparados con otros participantes.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS