Adiestran perros para detectar bajadas de azúcar en personas con diabetes

La Asociación Isara ha encontrado la fórmula para convertir a animales que recoge de la calle en «médicos» que transforman la vida de quienes necesitan una ayuda para sobrellevar su enfermedad.

Los ejemplares que entrena esta asociación son capaces de detectar cuando un diabético tiene una bajada de azúcar en sangre. Se dan cuenta al principio del proceso, antes incluso de la persona y la avisan para que tome algún alimento que evite que se produzca.

Explica el diario ABC que esta asociación ya cuenta con cuatro enfermos que disponen de estos perros de alerta médica que pueden llegar a salvar vidas y que desempeñan su trabajo a la perfección. En paralelo, hay también cuatro perros que estaban en la calle y que han encontrado una familia en la que ser felices. «Son dos vidas, las que se salvan», afirman desde Isara.

Los perros se convierten así en una perfecta «máquina» de alerta médica. Junto a las capacidades de estos animales hay de por medio una larga y abnegada labor de entrenamiento, que realizan en esta asociación. Lo primero es recoger muestras de saliva y de sudor de la persona diabética en el momento en el que tiene una bajada de glucosa. Con este material se le enseña al perro a detectar el momento en el que se produce y a dar una señal de aviso.

Pero no sólo eso, sino que la formación del ejemplar es parecida a la de un perro guía de invidentes. Saben comportarse en la calle y en el hogar para no molestar a nadie y obedecer siempre. Este proceso formativo va de los cuatro meses hasta un año.

La experiencia ya ofrece frutos y transforma vidas. Como la de Natalia, una chica de 15 años de Alcalá de Guadaíra con diabetes tipo 1 y otras complicaciones como malformación de Chiari, hipotonía muscular y descoordinación visomotora. Se encarga de cuidarla Apolo que ahora detecta con antelación la bajada de sus niveles de glucosa y la avisa a ella y su familia. De esta forma evita que pueda llegar a desmayarse, algo que ya no le ocurre desde que este perro entró en su vida, haciendo también que tenga que tomar menos medicación.

Por la noche, cada dos horas se despierta para oler y comprobar que todo va bien. Sus padres ahora están más tranquilos. Antes tenían que hacer turnos para ir al trabajo o al cine porque no podían dejar sola a su hija. Ahora han comenzado a confiar en su perro de ayuda y a retomar su vida.

También se ha transformado la vida de Apolo, que vino al mundo en una camada indeseada, cruce de podenco con labrador y que hubiera tenido muy difícil ser adoptado. Según explican desde Isara las posibilidades de adopción de un ejemplar así, de pelo negro y mestizo, se reducen casi a cero.

Isara es una entidad sin ánimo de lucro y es la única que ofrece este servicio en Andalucía. Ellos se hacen cargo de la mitad del coste de todo el proceso de capacitación del perro para su función. Pero para poder ofrecer su ayuda a más gente les gustaría poder alcanzar un convenio con la administración o lograr patrocinios de forma que a los enfermos que a los requieren no les cueste el dinero, ya que se trata de mejorar su salud.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS