Adelgazar 15 kilos puede acabar con la diabetes, pero los diabéticos no lo saben...

Un análisis publicado en The British Medical Journal asegura que es posible acabar con la diabetes perdiendo peso, pero muy pocas personas lo intentan dada la falta de información.

Según datos de la Sociedad Europea de Diabetes, el 13,8 % de los españoles mayores de 18 años tiene diabetes tipo 2, lo que equivale a más de 5,3 millones de personas. Según un estudio estadístico de 2013, esta enfermedad representa por sí sola el 8,2 % gasto del Sistema Nacional de Salud, en total 5.809 millones de euros.

Se trata de cifras apabullantes que, sin embargo, podríamos disminuir. Como explica la doctora Louise McCombie, investigadora de la Universidad de Glasgow, en su análisis publicado la mencionada revista, el actual abordaje de la diabetes podría no ser el más eficaz, tanto en términos tanto sanitarios como económicos.

Las guías clínicas actuales se centran en reducir los niveles de glucosa en sangre a través de medicamentos –existen 448 fármacos aprobados para tratar la enfermedad, sin contar la insulina–, pero apenas inciden en la importancia de cambiar la dieta y el estilo de vida, más allá de la obviedad de recomendar a los pacientes no consumir azúcar.

Según los autores del análisis, por mucho que los pacientes cumplan con los consejos de su médico y respeten la medicación, la esperanza de vida es hasta seis años más corta que en personas sin diabetes.

Lo peor del asunto es que estos pacientes no saben que su enfermedad, lejos de ser incurable, puede remitir con un sencillo tratamiento: adelgazar.

Según McCombie, hay evidencias consistentes que señalan que una pérdida de peso de en torno a 15 kilos, que se mantenga durante un año o más, normalmente produce una remisión completa de la diabetes tipo 2, restaurando el funcionamiento normal de las células beta.

Nos interesa a todos reclasificar a las personas con diabetes tipo 2 cuando se convierten en no diabéticos”, apuntan los autores. Lograr la remisión de la enfermedad no solo tiene evidentes beneficios para la salud, sino que produce un fuerte sentido de superación en quien lo logra, que elimina el estigma y supone un importante ahorro para el paciente y el sistema.

El problema es que, aunque se han registrado numerosos casos de remisión en estudios científicos, apenas existen registros de pacientes que lo hayan logrado fuera de estos; en parte porque el sistema no contempla que la diabetes pueda remitir, y en parte porque nadie insta a los pacientes a adelgazar tanto.

La razón principal del bajo registro es probablemente que muy pocos pacientes están intentando lograr la remisión”, apuntan los autores del análisis, que destacan que “los pacientes y los médicos pueden no ser conscientes de que la diabetes tipo 2 puede ser revertida, a pesar de las reciente información al respecto. La viabilidad de una pérdida de peso intencional, sustancial y sostenida es ampliamente ignorada”.

Los especialistas concluyen que “una codificación apropiada permitirá monitorear el progreso en el logro de la remisión de la diabetes tipo 2 a nivel nacional e internacional y mejorar las predicciones de los resultados de salud a largo plazo para los pacientes con una duración conocida de remisión”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS