Relacionan la forma del culo de las mujeres con el riesgo para desarrollar diabetes

El culo o "trasero" es una parte del cuerpo que pasa desapercibida desde el punto de vista médico, salvo que haya problemas de hemorroides o foliculiti. Se trata de una zona de la fisonomía humana que tradicionalmente es observada desde el punto de vista del atractivo, pero sin embargo, también puede dar muchas pistas sobre cuestiones de salud.

El caso es que un reciente estudio de la Universidad de Oxford ha encontrado una estrecha relación entre la forma del trasero de las mujeres y el riesgo de estas para desarrollar diabetes y tras enfermedades cardíacas.

De esta menera, los investigadores han observado que la distribución general de la grasa corporal en las personas es un gran indicador de su salud, toda vez que este tipo de grasa no se distribuye por igual; lo que haría que en nuestros glúteos esto puede llegar a ser al revés, beneficioso.

Según los investigadores, la grasa corporal en zonas bajas del cuerpo, es decir, en zonas como glúteos, caderas, o muslos, atrapa ácidos grasos y proporciona protección contra ciertos problemas de salud.

En este sentido, el doctor Konstantinos Manolopoulos ha explicado a la revista LiveScience que "si esos ácidos grasos se almacenan en otros órganos como el hígado o las arterias, esto te hace propenso a desarrollar diabetes y enfermedades del corazón".

Por otro lado, Manolopoulos ha aclarado que en el caso de las mujeres puede decirse que acumular grasa en el trasero puede llegar ser una buena noticia, ya que están genéticamente predispuestas a ello, de la misma forma que ocurre con la cara posterior de los bíceps. Por este motivo, el investigador aclara que la grasa hay que controlarla médicamente en edades concretas como las de la menopausia, ya que el aumento de peso generalizado sí puede ser un factor de riesgo y llevar a dichas enfermedades.

De esta manera, el estudio defiede que unos glúteos excesivamente fláccidos o un culo caído puede ser síntoma de poco desarrollo muscular, lo puede acabar teniendo efectos en la espalda y los pies. Por otra parte, los dolores crónicos de espalda puede estar asociados a una musculatura débil en la zona de los glúteos, y si uno siente la zona de las caderas más pesada de lo habitual, quizás puede deberse a un problema en los pies y en la musculatura de las piernas.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS