Cuando es la mascota la que padece diabetes...

Los perros y gatos también pueden tener diabetes. Aunque hay gente que se sorprende cuando lo escucha, como si fuera una enfermedad exclusiva de los humanos, pero la realidad es que las mascotas la pueden padecer exactamente igual que los humanos.

Pero...¿cuándo debemos sospechar que nuestro perro o gato tiene diabetes?... los síntomas más obvios son una sed desmedida y orinar en exceso, incluso no aguantándose y haciéndolo dentro de casa en el caso de los perros o fuera de su caja de arena en los gatos. También pueden adelgazar sin motivo aparente.

Ante cualquier sospecha lo que hay que hacer es acudir al veterinario. Es sencillo diagnosticar una diabetes y el tratamiento para tener bajo control la enfermedad requiere un control de la dieta, del ejercicio, controles de glucosa, inyecciones de insulina y revisiones veterinarias periódicas.

No se trata de nada que no sea manejable, aunque si se da el caso implica complicarse algo más la vida de lo esperado cuando tienes un animal de compañía; y también eleva los gastos de mantenimiento del animal.

Cuando está enfermedad llega a un perro o gato que ya es un miembro de la familia, muchos serían los que asumirían la responsabilidad y el coste sin dudarlo, pero no todo el mundo abriría de entrada las puertas de su casa a un animal que ya se sabe enfermo. Por este motivo es muy difícil, encontrar un adoptante para estos casos.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS