Nueve de cada diez diabéticos sufre obesidad o sobrepeso

El 90 % de las personas con diabetes tipo 2 tienen sobrepeso u obesidad, pese a lo cual, ni en nuestro país, ni en Europa, la obesidad está considerada como una enfermedad, algo que los profesionales y las sociedades médicas reclaman.

En este sentido, la doctora Anna Novials, presidenta de la Sociedad Española de Diabetes (SED), ha reordado que “en personas con sobrepeso u obesidad, el consumo de alimentos ricos en carbohidratos genera una sobrecarga de trabajo para el páncreas, lo que produce su debilitamiento y, en última instancia, una escasez de insulina. Esto deriva en hiperglucemia crónica y, por lo tanto, en el desarrollo de la diabetes tipo 2. Y precisamente la diabetes representa un mayor riesgo de desencadenar enfermedades cardiovasculares”. Es decir, que la obesidad y la diabetes son una peligrosa combinación desencadenante de numerosas patologías.

Para poner en conocimiento de todos los profesionales implicados en su abordaje los últimos avances en fisiopatología, diagnóstico y tratamiento de la Diabesidad, así como debatir sobre diferentes interrogantes, se ha celebrado en Madrid el 7º Congreso de Diabesidad, organizado por la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) y la Sociedad Española de Diabetes (SED).

En este contexto, Irene Bretón, presidenta de la SEEN, ha insistido en que “la obesidad es una enfermedad que no siempre se considera como tal o no se reconoce su importancia, tanto en las administraciones como por parte de la ciudadanía. No se ve como una enfermedad devastadora, que aumenta el riesgo de mortalidad y da lugar a múltiples complicaciones, además de un deterioro evidente de la calidad de vida. Hay estudios que observan que las personas con formas graves de obesidad pueden perder entre 10 y 12 años de vida”.

Por su parte, el doctor Francisco Tinahones, presidente de la SEEDO, ha llamado la atención sobre que la obesidad no es sólo un problema de los adultos, y ha afirmado que “cada vez es más frecuente en la población infantil y juvenil. Estamos viendo adolescentes obesos con diabetes tipo 2, algo impensable hace años".

En lo que estas tres Sociedades coinciden es en que “es necesario considerar a la obesidad como una enfermedad y que cuente con un abordaje integral mediante la prevención y el tratamiento”.

Entre las numerosas complicaciones en las que puede derivar la obesidad se encuentran las de origen cardiovascular. “Por eso, es importante prevenirla y con ello el desarrollo de diabetes tipo 2, la cual también incrementa el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular”, afirma la doctora Anna Novials. En concreto, las personas con diabetes tipo 2 tienen hasta tres veces más riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular que las personas sin diabetes 1. Esto se debe a que la diabetes es una enfermedad metabólica que tiene una relación directa con la enfermedad cardiovascular lo que convierte a esta, la enfermedad cardiovascular, en la principal causa de muerte de las personas con diabetes 2.

Aunque los expertos reconocen la dificultad para conseguir cambiar el estilo de vida del paciente, en cuanto a los hábitos nutricionales la doctora Irene Bretón explica que, “hay que aprender a comer mejor, no es sólo cuestión de comer menos. Tenemos que adaptar las calorías que ingerimos a lo que vamos a gastar y mejorar la calidad nutricional de nuestra alimentación, en base a la dieta mediterránea. Es el patrón dietético que ofrece más beneficios cardiovasculares y por lo tanto es especialmente recomendable para esta población con tanto riesgo cardiovascular. Pero siempre estableciendo objetivos individualizados”. Aunque también muy importante es el ejercicio físico.

Por otra parte, en palabras de estos profesionales, es importante buscar alternativas de tratamiento adaptadas a la vida de cada paciente de forma que se alcance un control metabólico y glucémico eficaz que mejore su calidad de vida. En este sentido, aseguran que “el arsenal terapéutico para tratar la diabetes ha crecido notablemente y, especialmente para las personas con diabetes de tipo 2, disponemos de muy buenas opciones que ayudan a limitar los problemas para un adecuado control de la glucemia”. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS