Nacho, el futbolista diabético de la Selección Española de Fútbol

Desde Alcalá de Henares, donde aún vive, ha pasado a cumplir el sueño de cualquier niño aficionado al fútbl. Nacho, el jugador de fútbol de la selección española y una de las revelaciones de este Mundial, personifica la historia del canterano que acaba triunfando en el equipo de su vida, el Real Madrid, un sueño que casi se desvanece cuando tan sólo tenía doce años y comenzó a sentirse tan mal que sus padres tuvieron que llevarle al hospital.

Aquel fin de semana el defensa no podría disputar disputar el partido con su compañeros, pero lo peor llegó cuando lel diagnosticaron diabetes y los médicos que le atendieron le dijeron que probablemente tendría que dejar el fútbol.

Pocos días después, un doctor le hizo recuperar su esperanza y su vida. Se trataba del doctor Ramírez, quien le instó a que siguiera jugando, a que no abandonara, y a que utilizara el deporte para mantener a raya la enfermedad. Ahora, la única diferencia con el resto de sus compañeros es que debe tener cuidado con la comida.

Desde que le diagnosticaron, Nacho ha colaborado en diversas campañas de concienciación para apoyar la investigación contra la diabetes, y sus padres siempre han estado a su lado para apoyarle en su carrera futbolística, aunque con una máxima: los estudios son lo primero. "Si no quieres quedarte hasta las tres d ella mañana estudiando, entonces deja el fútbol", solía decirle su padre. No dejó ni lo uno ni lo otro.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS