El 80 % de los casos de diabetes podrían evitarse mediante acciones de prevención

Con motivo del Día Mundial de la Diabetes (DMD), desde la Federación Española de Diabetes (FEDE) han aprovechado para reivindicar la importancia de la formación y la educación continuada en el tiempo para los pacientes, en la gestión de la diabetes, además de la adopción de hábitos de vida saludables, con los que se podrían prevenir el 80 % de los casos de diabetes.

Esta y otras cifras fueron presentadas en una jornada de debate organizada por la organización para conmemorar el DMD de 2018, bajo lema “Diabetes y Familia”, para lo que contaron con la participación de un heterogéneo grupo de expertos en diabetes, entre los que se encontraba: Andoni Lorenzo, presidente de FEDE; Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social; Anna Novials, presidenta de la Sociedad Española de Diabetes (SED); y José Luis Llisterri; presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN).

Los tres pilares sobre los que pivotó el debate fueron prevención, detección y control; áreas en las que la familia y el entorno, tanto a nivel general como de las personas con diabetes, son claves.

En este sentido, Andoni Lorenzo declaró al inicio del acto que “los que nos rodean son cruciales en nuestro día a día y, por eso, tienen un importante papel en la prevención, detección y control de la diabetes, que se traduce en más salud para toda la familia”.

Por su parte, y por lo que respecta a la prevención de la diabetes, Pilar Aparicio explicó las últimas acciones que desde el Gobierno se están poniendo en marcha para mejorar el abordaje de la diabetes, haciendo especial énfasis en la necesidad de reforzar la prevención en diabetes tipo 2, a través del control de los factores de riesgo de la patología (sobrepeso, hipertensión, dislipidemia, etc.) y del fomento de los hábitos de vida saludables.

Estas rutinas deben fomentarse desde el ámbito de la familia y desde la juventud, puesto que, como indican los datos de la Federación Internacional de Diabetes (IDF), el 70 % de las muertes prematuras en personas adultas se deben a comportamientos poco saludables iniciados en la adolescencia. A todo esto, y en lo relativo a la detección, los ponentes han destacado que es indispensable que se mejore el conocimiento de la población sobre los síntomas que pueden alertar del desarrollo de la diabetes: micción frecuente y abundante, sed anormal, pérdida de peso repentina, etc.

La detección precoz y el control pueden contribuir a reducir hasta en un 20 % el riesgo de complicaciones en diabetes tipo 2. En este sentido, Anna Novials ha añadido que "la familia, como pilar fundamental de ayuda y soporte, debe gestionar, atender y educar; pero, además, necesita medios de todo tipo que hay que facilitarle: acceso fácil a la asistencia médica a los tratamientos, a las nuevas tecnologías, a la educación, a la ayuda psicológica y a la información realística sobre los avances en investigación".

En relación al abordaje de esta patología desde Atención Primaria, José Luis Llisterri, ha añadido que “una de las complicaciones más frecuentes de la diabetes es la microangiopatía diabética, observándose diferencias en el manejo tanto entre los propios clínicos como a nivel de Comunidades Autónomas. Es esencial consolidar el papel de los centros sanitarios de Atención Primaria como agentes clave en la gestión de la cronicidad. Para ello, y con la finalidad de mejorar la calidad de vida de los pacientes, SEMERGEN y FEDE colaboran en el proyecto de investigación “BPC diabetes”, cuyos resultados permitirán la elaboración de un mapa de buenas prácticas en el manejo clínico de la diabetes”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS