Maestros sevillanos aprenden a manejar la diabetes de los escolares

Tres profesionales del Hospital de Alta Resolución de Alcalá la Real han ofrecido una charla a docentes del CEIP José Garnica Salazar sobre el manejo de la diabetes y la epilepsia, a petición del propio centro. La finalidad de esta actividad conjunta es que los profesores del centro aprendan medidas de atención específica a los niños con estas patologías, dentro del ámbito educativo, las cuales puedan favorecer su adaptación física, social y emocional a la enfermedad, al mismo tiempo que se vela por el control, la seguridad y la igualdad de oportunidades de estos niños en la escuela.

La enfermera María Belén Rodríguez, junto a las facultativas de Urgencias Carmen Duro y María Tránsito Navarro, han sido las encargadas de trasladar a los docentes cuestiones como la importancia de la integración del niño en la escuela y nociones básicas de las enfermedades.

Del mismo modo, en la charla se trató la repercusión de la diabetes en actividades escolares como las comidas o el ejercicio, y se resolvieron dudas sobre cómo actuar ante un caso de hipoglucemia, o qué hacer ante una crisis convulsiva de epilepsia.

Según apuntan estas profesionales, “los niños pasan la mayor parte del día en los centros educativos, donde también necesitan seguir controlándose su enfermedad y tener la seguridad de que se van a prevenir las posibles situaciones agudas y complicaciones que pudieran presentarse, para que puedan desarrollarse plenamente, tanto física como intelectualmente. En el caso de la diabetes, para optimizar su control, la comunidad educativa debe tener ciertos conocimientos en torno a ella. Además, los profesores son un pilar de soporte básico en la atención al niño con diabetes, junto a sus padres, las asociaciones y los profesionales sanitarios, entre los que debemos tener una buena coordinación”.

Una de las recomendaciones más importantes es que el estudiante con diabetes participe plenamente en todas las actividades del centro educativo, debiendo vivirse como algo absolutamente normal la realización de mediciones de glucemia, la ingestión frecuente de alimentos o la administración de insulina, entre otras.

Otras claves importantes son la alimentación, que debe ser muy parecida a la del resto de los niños, exceptuando los hidratos de carbono de absorción rápida; y el ejercicio físico, uno de los pilares básicos en el tratamiento del niño diabético, y que se aconseja que sea de baja resistencia, como es el aeróbico, controlando la glucemia antes y después del ejercicio.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS