Los menores riojanos con diabetes accederán gratuitamente a los medidores de glucosa tipo flash

La consejera de Salud del Gobierno de La Rioja, María Martín, ha anunciado que el Sistema Público de Salud de La Rioja incorporará en su cartera de servicios, a lo largo de este año, el sistema de monitorización de glucosa mediante sensores tipo flash, con el fin de mejorar el tratamiento, la seguridad y la calidad de vida de los menores diabéticos.

Martín ha señalado que la inclusión de esta tecnología en La Rioja se encuadra en el marco de un estudio coordinado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y las Comunidades Autónomas.

El acuerdo fue presentado al pleno del Consejo Interterritorial el pasado abril y se rubricará próximamente con la firma de un protocolo entre todas las partes implicadas. La población objeto de estudio serán niños de entre 4 y 17 años con diabetes tipo 1 (DM1) que requieran múltiples dosis de insulina y más de 6 controles de glucemia al día.

Cuenta el diario Logroño24Horas que en La Rioja se estima que hay cerca de 90 menores en esta situación y que, por tanto, se verán beneficiados con este servicio. Dado que se trata de un estudio que requiere seguimientos, se continuarán dando los sensores y el lector electrónico a los usuarios que cumplan los 18 años a lo largo del estudio, que durará previsiblemente unos 3 años.

La prescripción de los sensores estará coordinada en La Rioja por los servicios de Pediatría y Endocrinología del Hospital San Pedro, el primero para los menores de 14 años y el segundo para el tramo de edad comprendido entre los 14 y 17 años.

La consejera ha explicado que con el nuevo sistema se reducirán “los pinchazos para la medición de la glucosa en sangre”, además de ofrecer “más seguridad” a los enfermos con este trastorno metabólico. Del mismo modo, Martín ha señalado que este novedoso sistema permitirá al paciente “mejorar en el conocimiento de su enfermedad y saber cómo actuar ante las situaciones cotidianas de su vida”.

La titular de Salud ha subrayado además que “la educación es esencial en el abordaje terapéutico de la diabetes, ya que mejora el control metabólico, favorece la adherencia al tratamiento y contribuye a prevenir las complicaciones agudas y crónicas. Además reduce las hospitalizaciones, el consumo de recursos sanitarios que esta patología ocasiona, y ayuda a disminuir la ansiedad y la incertidumbre, al mismo tiempo que reduce el impacto que supone el diagnóstico de una enfermedad crónica”.

El sistema flash mide el nivel de glucosa en el líquido intersticial y la tendencia en las últimas ocho horas. El usuario solo tiene que pasar un lector electrónico sobre un parche sensor que tiene colocado en el brazo. El paciente puede así prescindir, en parte, de los pinchazos en el dedo; aunque la exactitud de sus mediciones es inferior a las de las glucemias capilares.

La medida supondrá una inversión de 117.000 euros anuales para la obtención de los sensores, lo que supone 26 euros por cada menor.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS