Cada 8 segundos muere una persona debido a la diabetes

Cada ocho segundos muere una persona debido a la diabetes, motivo por el que de no tratarse adecuadamente, podría conllevar una serie de complicaciones en el medio largo plazo que pueden resultar en una amenaza para la vida del paciente.

Una reciente encuesta elaborada por la Federación Internacional de Diabetes (IDF), ha puesto de manifiesto que dos de cada tres personas con diabetes tipo 2 tenían factores de riesgo de enfermedad cardiovascular tales como presión arterial alta, niveles de glucosa en sangre no controlados y colesterol alto; y/o habían experimentado un episodio de enfermedad cardiovascular como angina, infarto de miocardio, ictus o insuficiencia cardiaca.

Sin embargo, 1 de cada 4 encuestados nunca había hablado con su doctor o no recordaba haberlo hecho sobre los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares y, solo 1 de cada 4 consideraba que tenía un bajo riesgo de enfermedad cardiovascular.

En la encuesta, en la que han participado 12.695 personas con diabetes tipo 2, se confirma la creciente preocupación sobre la alta prevalencia mundial de la diabetes y sus complicaciones asociadas. La concienciación sobre los riesgos y consecuencias de la enfermedad continúa siendo escasa y la educación para abordar las complicaciones de la diabetes es deficiente.

Los investigadores instan a los gobiernos a que inviertan en medidas para la detección temprana de la diabetes tipo 2 y se aseguren de que los profesionales sanitarios estén capacitados para orientar a las personas a realizar cambios positivos en su estilo de vida y controlar mejor su diabetes, lo que ayudará a las personas a evitar las complicaciones de las diabetes que son incapacitantes y que constituyen una amenaza para la vida.

Los resultados de la encuesta de la Federación Internacional de Diabetes refuerzan la importancia de aumentar la concienciación sobre el riesgo de enfermedades cardiovasculares y su impacto en las personas que conviven con diabetes tipo 2.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS