La sangre del cordón umbilical servirá para tratar la diabetes

La sangre del cordón umbilical, y más en concreto las células desreguladoras que modulan el sistema inmunológico, podrán tratar en un futuro numerosas enfermedades autoinmunes, como la diabetes tipo 1, la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide o el lupus.

El doctor John Wagner, director del programa de trasplante de sangre y médula ósea pediátrica de la Universidad de Minnesota, ha detallado las expectativas puestas por los científicos en la sangre de cordón umbilical para atajar algunas enfermedades.

Wagner, es miembro del comité bioético y médico-científico de VidaCord, el primer banco privado de sangre de cordón umbilical autorizado en España, y tiene centradas sus investigaciones en estas células que sólo se pueden recolectar durante el parto.

Los investigadores están explorando distintas técnicas para la reprioducción de las células recogidas en ese momento con el objetivo de conseguir que su uso sea ilimitado. El doctor, pionero en la curación de la epidermólisis bullosa con células troncales de cordón umbilical, está centrado ahora en investigar  estas células desreguladoras, que tal y como ha señalado son las "maestras controladoras" del sistema inmune.

Durante el embarazo, tanto la madre como el bebe tienen un gran número de estas células para que "no haya rechazo entre ellos, para que la mujer sea capaz de mantener ese cuerpo extraño dentro de su útero". Sin embargo, escasean en la médula ósea, de ahí que las investigaciones se sitúen en la sangre de cordón umbilical, que puedes guardar en bancos privados para poder tratar en un futuro una dolencia maligna que pueda padecer el hijo.

Por otra parte, los ensayos sirven para hacer frente a enfermedades más comunes, como la anemia falciforme u otras autoinmunes, con lo que existen más posibilidades de poder utilizar esas células en el futuro.

"Solamente ahora, hoy día, que el trasplante es tan seguro, ya se puede empezar a considerar como alternativa de tratamiento. Y ese es el futuro", ha dicho Wagner, quien realizó en 1990 el primer trasplante con sangre de cordón umbilical para curar una leucemia y en 2013 para curar el VIH.

El doctor anima de esta manera a guardar la sangre del cordón umbilical, pero también a hacer donaciones de médula que permitan ayudar a todo el mundo.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS