Un estudio descubre nuevos genes comunes de la diabetes y la enfermedad cardiovascular

Un análisis de datos genéticos, publicado en «Nature Genetics», elaborado por un equipo dirigido por investigadores de la Escuela de Medicina Perelman de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.), ha examinado por primera vez qué causa la Diabetes tipo 2 y ha demostrado la vinculación entre esta dolencia u la enfermedad cardiovascular.

Examinando la información del genoma de más de 250.000 sujetos, los investigadores descubrieron 16 nuevos factores de riesgo genéticos de diabetes y un nuevo factor de riesgo genético de la enferemdad cardiovascular; proporcionando así nuevos conocimientos sobre los mecanismos de las dos enfermedades.

A continuación, mostraron que la mayoría de los sitios en el genoma que se sabe que están asociados con mayor riesgo de diabetes también se vinculan con mayor riesgo de cardiopatía.

Para ocho de estos sitios, los investigadores fueron capaces de identificar una variante genética específica que influye en el riesgo de ambas enfermedades.

Los factores de riesgo genético compartidos afectan a vías biológicas, incluyendo la inmunidad, la proliferación celular y el desarrollo del corazón.

Cuenta el diario ABC que estos hallazgos se suman a la comprensión científica básica de estas dos enfermedades y apuntan a posibles dianas para futuros fármacos.

«Identificar estas variantes genéticas vinculadas tanto a la diabetes tipo 2 como al riesgo de cardiopatía, en principio, abre oportunidades para reducir el riesgo de ambas con un único fármaco. Desde una perspectiva de desarrollo farmacológico, tendría sentido centrarse en las vías que están más fuertemente vinculadas a ambas enfermedades», ha defendido el autor del estudio, Danés Saleheen, profesor asistente de Bioestadística y Epidemiología.

El estudio evidencia de que, en general, el vínculo genético entre las enfermedades parece funcionar en una dirección, de modo que los genes de riesgo para la diabetes tipo 2 tienen más probabilidades de estar asociados con un mayor riesgo de cardiopatía que al revés. Además, podría haber algunas vías donde la disminución farmacológica de una enfermedad aumenta el riesgo de la otra.

«Utilizando la evidencia de la genética humana, debería ser posible diseñar fármacos para la diabetes tipo 2 que tengan efectos beneficiosos o neutros sobre el riesgo de cardiopatía coronaria, sin embargo, es importante identificar las vías que disminuyen el riesgo de tipo 2 diabetes pero que elevan el riesgo de ECC», ha destacado Saleheen.

Los científicos también encontraron que las variantes genéticas relacionadas con la diabetes tienden a diferir en sus aparentes efectos sobre el riesgo de cardiopatía coronaria, dependiendo de sus mecanismos. Las variantes que incrementan la probabilidad de obesidad o presión arterial alta, por ejemplo, parecen aumentar el riesgo de cardiopatía coronaria con más fuerza que las variantes que alteran los niveles de insulina o glucosa.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS