Investigan células de la orina para mejorar el tratamiento de la diabetes

Un grupo de investigadores mexicanos están desarrollando un estudio que tiene como objetivo regenerar in vitro células extraídas de la orina de pacientes con diabetes y parkinson, con el fin de crear nuevos métodos de diagnóstico y mejorar los tratamientos farmacéuticos contra estas enfermedades.

El académico del Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño de Jalisco, Emmanuel Díaz, ha explicado que con este procedimiento pueden imitar cómo nacen y se desarrollan las neuronas y células del páncreas para conocer en profundidad la manera en que se degeneran.

"Es como ver una célula desde su nacimiento hasta su muerte, pero in vitro. En ese proceso se va interviniendo con fármacos y otros procedimientos", ha afirmado este doctor en Ciencias Biomédicas.

Los científicos utilizan muestras de orina de personas enfermas y aíslan las células adultas que están relacionadas con el parkinson y la diabetes, para luego "reprogramarlas" induciéndoles unos genes especiales conocidos como "Factores de Yamanaka".

El efecto de dichos genes hace que las células regresen "a un estado muy primitivo de desarrollo" o embrionario, es decir, como si comenzaran a desarrollarse por primera vez, detalló el experto. Estas unidades se conocen como "células troncales" o células inducidas a su plenipotencialidad, que son "la base para generar piel, páncreas, cartílago o prácticamente cualquier tejido del organismo", ha señalado el científico.

A partir de esto los investigadores las "dirigen" o manipulan para que se conviertan en neuronas o en células del páncreas. De los millones de unidades que obtienen, unas son observadas para conocer en detalle cómo es su degeneración o deterioro hacia la enfermedad.

En lo que respecta a las células del páncreas, los investigadores han observado el proceso de degeneración y las someten a procedimientos genéticos que ayuden a conocer cómo ese órgano puede resistir mejor cierto tipo de hábitos alimenticios desde la infancia y no generar diabetes u obesidad.

"Si determinamos que realmente tiene cambios, podremos introducir genes para que pueda corregir y soportar esos retos metabólicos o estrés de alimentos y que sea un páncreas robusto, a pesar de los malos hábitos o la mala dieta y no degenerar en problemas de diabetes", ha explicado el responsable del estudio.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS