Identifican un nuevo biomarcador de la grasa apicárdica en diabéticos

Investigadores del Hospital de Sant Pau de Barcelona han identificado un nuevo biomarcador no invasivo de la grasa epicárdica en pacientes con diabetes tipo 1.

La investigación, publicada en la revista Scientific Reports, ha sido llevada a cabo a cabo por investigadores del grupo de Lípidos y Patología Cardiovascular en el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV) del Departamento de Endocrinología de la Unidad de Imagen Cardíaca y del grupo de Bioquímica Cardiovascular en el Hospital Sant Pau.

El trabajo ha demostrado que los niveles circulantes de la forma soluble de la proteína LRP1 (sLRP1) están asociados con el volumen de grasa epicárdica en pacientes con diabetes tipo 1, por lo que los investigadores proponen a sLRP1 como biomarcador de grasa epicárdica en esta enfermedad.

"Impulsar ensayos basados en esta proteína puede abrir el camino a nuevas herramientas clínicas para la estratificación del riesgo metabólico en pacientes con diabetes tipo 1", han señalado a la agencia EFE los investigadores Vicenta Llorente (CIBERCV) y Antonio Pérez, del CIBER de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas, que ha colaborado en la investigación.

Los pacientes de diabetes tipo 1 presentan un alto contenido de grasa epicárdica, un tejido metabólicamente activo que está íntimamente relacionado con las alteraciones cardiometabólicas. "La cuantificación de la extensión de la grasa epicárdica tiene un gran interés clínico, pero su evaluación mediante técnicas de imagen tiene limitaciones económicas y prácticas evidentes", han señalado, por su parte, los investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) David de Gonzalo y Vicenta Llorente, que ven "fundamental" encontrar nuevos biomarcadores no invasivos que reflejen el contenido de grasa epicárdica.

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en pacientes con diabetes mellitus tipo 1; mientras que el riesgo relativo de muerte por dolor arterial coronario es diez veces mayor al de personas sanas, especialmente en mujeres.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS