La cafeína del café activa células que consiguen controlar la diabetes

La diabetes se desarrolla cuando el cuerpo pierde su capacidad de regular los niveles de glucosa en la sangre, y a partir de entonces, los diabéticos deben pincharse frecuentemente para medir sus niveles de azúcar en la sangre y usar esta información para ajustar el suministro de insulina. Ahora se ha sabido que  una taza de café después de una comida podría ser suficiente para mantener la diabetes bajo control, gracias a las células activadas por cafeína que se han diseñado para liberar insulina. 

De esta manera, según un estudio publicado por la revista Nature, las células activadas por cafeína ayudarían a controlar la diabetes. Martin Fussenegger, un biotecnólogo de ETH Zurich, Suiza, y sus colegas, tomaron células de riñón humano y las diseñaron para producir insulina. También agregaron un receptor que desencadenaría la liberación de esta insulina cuando la cafeína estaba presente. A continuación, implantaron estas células en diez ratones diabéticos y les suministraron café con sus comidas. 

Las pruebas revelaron que esto era suficiente para permitir a los ratones controlar sus niveles de azúcar en la sangre; mientras que el riesgo de desencadenar accidentalmente una dosis de insulina parece ser pequeño. 

Según explica Fussenegge "a mi entender, no hay otras fuentes significativas de cafeína en los alimentos. Incluso cantidades muy pequeñas de cafeína no activarán el sistema. Es un ensayo prometedor que espera que pronto pueda extrapolarse a humanos". 

El control de la producción biofarmacéutica con cafeína resulta económico y solo está presente en bebidas específicas, así que se espera que mejore la conformidad del paciente al integrar la terapia en su estilo de vida.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS