Un ensayo clínico muestra una mayor seguridad cardiovascular a largo plazo en diabetes

Acaba de conocerse un nuevo ensayo clínico denominado Cardiovascular safety and Renal Microvascular outcome with LINAgliptin (Carmelina), realizado en pacientes con diabetes de tipo 2 y riesgo vascular elevado, que ha cumplido su criterio principal de valoración definido como tiempo hasta la aparición de muerte cardiovascular, infarto de miocardio no fatal e ictus no fatal, demostrando una seguridad similar comparada con placebo.

A pesar de los recientes avances en alternativas terapéuticas, la enfermedad cardiovascular sigue siendo la principal causa de muerte en las personas con diabetes y cerca de dos tercios de los casos de enfermedad renal crónica son atribuibles a trastornos metabólicos como la diabetes, la obesidad y la hipertensión arterial.

Según los responsables del ensayo, este refuerza el perfil de seguridad clínica a largo plazo de linagliptina en adultos con diabetes, incluso en los pacientes más vulnerables a presentar complicaciones vasculares, destacando que “este ensayo aporta nuevos datos importantes para pacientes con riesgo elevado de desarrollar enfermedades cardiacas y renales, una población que ha estado infrarrepresentada en otros ensayos clínicos de resultados cardiovasculares en diabetes”.

Por otra parte, se constata que la linagliptina ha demostrado seguridad cardiovascular en adultos con diabetes de tipo 2 y riesgo cardiovascular elevado, sin necesidad de realizar ajustes de dosis y con independencia de la función renal, lo que aporta confianza como tratamiento eficaz y bien tolerado en adultos con diabetes tipo 2, con una pauta posológica sencilla.

Los resultados completos del ensayo clínico Carmelina se presentarán en octubre de 2018 en la 54ª Reunión Anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD), que se celebrará en Berlín.

Carmelina es un ensayo clínico multinacional, aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo en el que han participado 6.979 adultos con diabetes tipo 2 de más de 600 centros de 27 países, con una media de duración de 2,2 años. La mayoría de los pacientes también tenían enfermedad renal, un importante factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS