Reclaman el apoyo psicológico para el tratamiento integral de la diabetes

Miedo, rabia, incertidumbre o tristeza son algunas de las reacciones más habituales de los padres tras el diagnóstico de diabetes en su hijo. “Por eso, además del tratamiento médico y la educación diabetológica por parte de médicos y enfermeras, es imprescindible el apoyo psicológico como parte esencial del tratamiento integral de la diabetes”, ha afirmado Juan Manuel Moreno, presidente de la Asociación de Diabéticos de Madrid. Sin embargo, no hay psicólogos en la Unidad de Diabetes Pediátrica de los hospitales.

Los padres de niños y adolescentes con diabetes necesitan y demandan la figura de este profesional para afrontar la nueva situación ante la que se encuentran. Asimismo, endocrinos y enfermeras de los hospitales madrileños han pedido a la Asociación el traslado a sus centros hospitalarios de las charlas que imparten de psicología para padres.

Por estos motivos, la Asociación de Diabéticos de Madrid, con el apoyo de Salud Madrid y Novo Nordisk, ha puesto en marcha la Campaña “Mi hij@, la diabetes y yo”, en la que las psicólogas Olga Sanz y Gema José Moreno imparten charlas de psicología, muy prácticas y participativas, para padres, madres, tutores, abuelos y abuelas en diferentes hospitales madrileños.

De momento, ya se han impartido en el Hospital Universitario de Torrejón, en la Fundación Jiménez Díaz y en el Hospital Niño Jesús. Los próximos meses habrá también en el Hospital Infanta Leonor y el Hospital 12 de Octubre.

Según los resultados del estudio DAWN2 en nuestro país, el 50 % de las personas con diabetes se sienten estresados por su convivencia diaria con la diabetes y un 13,9 % está en riesgo de depresión. Mientras que el 45,5 % de los familiares dice sentir el mismo estrés. “En consecuencia, y más si cabe en el caso de los niños debido a su vulnerabilidad, el apoyo psicológico es de vital importancia para disminuir miedos, aceptar la enfermedad dentro de la familia y hacer frente a la diabetes de forma positiva”, ha apuntado Juan Manuel Moreno.

El apoyo psicológico es clave para convivir a diario con la diabetes, ya que, entre otros aspectos, mejora la adherencia al tratamiento y la aceptación de la misma por parte del niño y sus padres. Y como advierte Gema José Moreno, psicóloga especializada en psicoterapia infanto-juvenil, “la diabetes no debe de ser nunca un impedimento para el desarrollo de la persona, y más aún cuando se trata de niños”.

Para los especialistas, este apoyo psicológico debe ir acompañado de una educación diabetológica. En este sentido, Graciela Porres, educadora en diabetes del Hospital Niño Jesús, señala que “a las familias les damos una educación de supervivencia, es decir, en función de las necesidades que van surgiendo. Es un aprendizaje continuo. Por otro lado, hay que tener en cuenta que la diabetes es muy dinámica, tiene temporadas muy buenas y otras no tanto, lo que hace que los padres tengan muchos cambios anímicos, razón por la que nuestro trabajo educativo debe complementarse con la ayuda psicológica”.

Para ayudar a los padres y a los niños a afrontar la nueva situación, la información y formación en diabetes juega un papel determinante. De hecho, así lo constata el presidente de la Asociación de Diabéticos de Madrid para quien “el trabajo que desarrollamos las asociaciones de pacientes tanto a nivel local como estatal ha conseguido en los últimos años una mejora en el conocimiento y concienciación acerca de la enfermedad”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS