En marcha la primera expedición al Everest de mujeres con diabetes

Las montañeras españolas Loinaz Pérez, Maitane García, Leyre Arana y Andrea de Mata, junto a su director, Josu Feijoo, se encuentran en Katmandú para iniciar la primera expedición internacional de mujeres con diabetes que escalará el Everest.

La diabetes es una patología que afecta a millones y millones de personas en el mundo entero. Ha habido expediciones masculinas, o mixtas, pero nunca una íntegra femenina. Para mí, el reto es que ellas lideren un grupo que pueda ser de ahora en adelante un referente a nivel internacional“, subrayó el director de la expedición durante el acto de despedida en el Consejo Superior de Deportes (CSD).

Feijoo, primer hombre diabético en escalar las siete cumbres, explicó que lleva años trabajando en este proyecto, que inicialmente pretendía realizar en 2015. “Yo creo que van a dejar el pabellón muy alto, lo van a dar todo. Ellas van a demostrar que todo el mundo tiene ese Everest dentro y van a romper la barrera para que otras chicas, con cualquier patología, se animen también a hacerlo”.

Además del afán por demostrar que la diabetes no debe representar ningún impedimento en la vida, el director señaló que este proyecto igualmente busca ayudar a los más necesitados, por lo que, con el aporte de los patrocinadores, podrán dotar a las aldeas que visiten durante el trayecto de material médico para el tratamiento de la diabetes infantil y de material educativo sobre esta patología.

No vamos de paseo, vamos a hacer un reto deportivo en el que muchos alpinistas se preparan durante años”, explicó el líder de la expedición, que espera volver a realizar el proyecto en 2019 y 2020.

En representación del grupo, Leyre Arana y Maitane García manifestaron su emoción al ser parte de esta expedición pionera en el mundo, con mujeres de entre 23 y 27 años. “Hasta ahora no me he mentalizado del todo. Es una oportunidad y un reto que en mi vida me hubiera imaginado. Estoy muy nerviosa“, señaló. Arana resaltó que no ha habido algo que haya querido hacer y la diabetes se lo haya impedido. “Lo hago sobre todo para demostrarme que puedo hacer cualquier cosa, y por animar a la gente diabética. Quiero que sepan que pueden lograr todo lo que quieran. También me anima que sea una expedición sólo de mujeres. Nos lo merecemos”, sostuvo.

Tras su llegada a Katmandú se encuentran en estos momentos realizando primero algunas paradas para aclimatarse y, aunque el promedio de tiempo para completar el trayecto es de nueve días, Feijoo espera que puedan realizar la expedición tan sólo en siete.

La gerente de la Federación Española de la Diabetes, Mercedes Maderuelo, manifestó que con esta iniciativa se pretende “darle muchísima visibilidad” a esta enfermedad. “Es algo novedoso, muy potente, lo más importante es que está en la línea del principal objetivo que tiene la Federación, que es la normalización de esta patología“, indicó.

En ausencia del presidente del CSD, José Ramón Lete, la subdirectora general Mujer y Deporte, Susana Pérez Amor, manifestó su apoyo absoluto con esta iniciativa y resaltó que “el deporte es mucho más que ganar medallas y subir a podios; es también educación y valores. Estamos muy alineados en nuestros objetivos”. 

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS