Alertan de los riesgos de la hipertensión y la obesidad en el control de la diabetes

La Federación Española de la Diabetes (FEDE), con motivo de la celebración del Día Mundial de la Hipertensión que se celebra el 17 de mayo, y del Día Europeo de la Obesidad que tiene lugar el 19 de mayo, ha recordado los riesgos que suponen ambas enfermedades para las personas con diabetes tipo 2, y en especial, los de carácter cardiovascular.

Tanto la hipertensión (HTA) como la obesidad muestran una prevalencia muy alta entre las personas con diabetes tipo 2 y son factores que pueden desencadenar enfermedades coronarias, como accidentes cardiovasculares o cardiopatía isquémica.

Estas son, a su vez, la principal causa de fallecimiento entre los pacientes con diabetes, por lo que desde FEDE instan a este colectivo y aquellas personas en riesgo de padecer la enfermedad a adoptar hábitos de vida saludables, basados en el ejercicio físico y una alimentación equilibrada; además de a revisar su tensión arterial y peso regularmente.

De acuerdo con diversos estudios, se calcula que el 70 % y el 80 % de las personas con diabetes tienen algún tipo de sobrepeso u obesidad; y en torno a un 50 % y un 60 % padece HTA, aunque estos datos aumentan en pacientes mayores y que sufren complicaciones renales. A pesar de lo preocupante de estas cifras, destaca el hecho de que se puede lograr un control de ambas patologías estableciendo cambios en el estilo de vida, que en algunas ocasiones se acompañan de tratamientos farmacológicos.

La adherencia de los pacientes al tratamiento debe abarcar no solo la toma del medicamento prescrito, cuando se dé el caso, sino un gran autocontrol y corresponsabilidad del mismo con las rutinas saludables que debe adoptar.

Según ha comentado Andoni Lorenzo, presidente de FEDE, “dado que la HTA no suele presentar síntomas (dolores de cabeza, náuseas, etc.), hasta fases avanzadas de la patología, y que es habitual que los pacientes subestimen la importancia de los problemas de peso en relación a la salud, desde FEDE queremos llamar la atención sobre la necesidad de llevar a cabo revisiones regulares de la tensión y del peso”.

Los objetivos deseables de tensión arterial en personas con diabetes según la Sociedad Europea de Hipertensión son 130/80 mmHg y, en personas con obesidad, una pérdida de peso de entre 5 % y 10 %, puede mejorar el control de la patología, de acuerdo con las recomendaciones de la Sociedad Española de Diabetes (SED), aunque en los casos de obesidad severa puede llegar a considerarse la cirugía bariátrica.

En cualquier caso, al tratarse de recomendaciones generales, es oportuno que cada paciente reciba pautas adaptadas a sus circunstancias y que consideren el tratamiento de la diabetes y los factores de riesgo cardiovascular, que incluyen la HTA y obesidad, de manera integral.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS