Las bebidas azucaradas aportan mayor riesgo de diabetes que el resto de los alimentos azucarados

Frutas y otros alimentos ricos en fructosa no parecen tener un efecto dañino sobre los niveles de glucosa en la sangre; sin embargo, las bebidas azucaradas y algunos otros alimentos que agregan un exceso de energía ‘pobre en nutrientes’ a las dietas pueden tener efectos perjudiciales.

«Estos hallazgos podrían ayudar a reorientar las recomendaciones sobre fuentes alimenticias de fructosa para la prevención y el tratamiento de la diabetes», ha señalado John Sievenpiper, autor principal del estudio e investigador y experto en nutrición clínica del Hospital St. Michael's de Toronto (Canadá).

El papel de los azúcares en el desarrollo de la diabetes y las enfermedades cardíacas concita un debate generalizado y cada vez hay más evidencia que sugiere que la fructosa podría ser particularmente dañina para la salud.

La fructosa se produce naturalmente en una variedad de alimentos -frutas y verduras crudas, zumos de frutas naturales y miel-; y también se agrega a los alimentos, como refrescos, cereales para el desayuno, productos elaborados, dulces y postres.

Las pautas dietéticas actuales recomiendan reducir los azúcares libres, especialmente la fructosa de las bebidas endulzadas, pero no está claro si esto es válido para todas las fuentes alimenticias de estos azúcares.

Los investigadores analizaron los resultados de 155 estudios que habían valorado el efecto de diferentes fuentes de alimentos de azúcares de fructosa en los niveles de glucosa en la sangre en personas con y sin diabetes que fueron monitorizadas durante 12 semanas; y los resultados mostraron que la mayoría de los alimentos que contienen azúcares de fructosa no tienen un efecto perjudicial sobre los niveles de glucosa en la sangre cuando estos alimentos no proporcionan un exceso de calorías.

Cuando se llevó a cabo un análisis de los alimentos específicos se observó que las frutas y los zumos de frutas cuando estos alimentos no aportan un exceso de calorías pueden tener efectos beneficiosos sobre la glucosa en sangre y el control de la insulina, especialmente en personas con diabetes, mientras que los alimentos que añaden un exceso de energía «pobre en nutrientes» a la dieta, especialmente las bebidas azucaradas y los zumos de frutas, parecen tener efectos nocivos.

Los investigadores han concluido que «hasta que haya más información disponible, los profesionales de la salud pública deben ser conscientes de que los efectos nocivos de los azúcares de fructosa en la glucosa en la sangre parecen estar mediados por la fuente de energía y alimentos».

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS