El estupendo aspecto de una mujer de 74 años tras más de tres décadas sin tomar azúcar

Carolyn Hartz dejó de comer azúcar cuando cumplió los 40 y el médico le advirtió que llevaba camnio de padecer diabetes. Ahora se ha vuelto viral por su espléndido aspecto, gracias a que desde 2017 está inmersa en el mundo de Instagram, donde supera los 41.000 seguidores.

 

Esta empresaria e influencer australiana de 74 años dejó de comer azúcar cuando cumplió los 40 y unas analíticas revelaron que caminaba a pasos agigantados hacia la diabetes. Hasta ese momebnto era una apasionada de los dulces, pero cambió radicalmente su alimentación, aunque no renunció al dulzor. De hecho, se ha convertido en una experta en la elaboración de postres sin azúcar y sin gluten.

Con cuatro nietos en su haber, presume de una excelente forma física, y desterrar el azúcar de su dieta ha tenido una gran influencia en su envidiable cuerpo y, sobre todo, en su salud. Además, se asegura de incluir proteínas en cada comida, principalmente, en el desayuno, algo que le ayuda a saciarse y frenar los antojos.

«Me gusta comenzar el día con un plátano o kiwi y mi taza de té favorito. Después, como dos huevos revueltos con espinacas y tomate o salmón en un trozo de pan tostado sin gluten. Si no me apetece un gran desayuno, tomo yogur natural con fruta fresca y a veces agrego ricotta», ha explicado Carolyn en una entrevista para el diario Daily Mail Australia, donde también explicó que «nuestro metabolismo se ralentiza a medida que envejecemos, y eso significa que tenemos que tomar el control y decisiones más saludables. Debemos ser conscientes mientras comemos del tipo de alimento que ingerimos y de la cantidad».

Los cambios introducidos en su dieta se basan en la ausencia de alimentos con azúcar y procesados, que ha sustituido por productos naturales, frutas, verduras y cereales sin gluten. Además, procura controlar la cantidad y comer solo cuando tiene hambre y necesidad. «Comer sin sentido puede llevar a un aumento de peso innecesario. Les digo a mis clientes que degusten y disfruten cada bocado. De esta forma, será menos probable que coman en exceso», ha afirmado la influencer, que también realiza ejercicio todos los días: juega al tenis, practica yoga tres días a la semana y camina a menudo.

Dormir bien y las horas necesarias también figura entre sus hábitos saludables; y en cuanto a sus cuidados de belleza, desde los 17 años sigue una misma rutina para su piel, manteniéndola limpia e hidratada cada día.

Hoy Carolyn es una empresaria de éxito, fundadora de la empresa SweetLife, que se dedica a la elaboración de productos dulces sin azúcar, con endulzantes alternativos como el xilitol. De hecho, su empresa es líder en distribución de productos libres de azúcar en Australia, y utiliza su espléndido aspecto para promocionar su empresa, con Instagram como una potente herramienta para captar nuevos clientes.

Estilo de Vida