Vivir cerca de un restaurante de comida rápida aumenta el riesgo de padecer diabetes

Un estudio publicado en la revista PLOS Medicine por investigadores del Imperial College Business School de Londres defiende que vivir cerca de un restaurante de comida rápida podría aumentar el riesgo de desarrollar diabetes, debido a que los entornos alimentarios tienen un impacto definitivo tanto en la dieta como en la obesidad, dos factores de riesgo para esta enfermedad crónica.

 

Para examinar las asociaciones entre la densidad y la proximidad de puntos de venta de alimentos saludables y no saludables y la diabetes, los investigadores vincularon datos de salud transversales con encuestas de mapeo ambiental para 12.167 personas que vivían en Bangladesh y Sri Lanka entre 2018 y 2020.

De esta manera, recopilaron historias de diagnóstico de diabetes autoinformadas y niveles de glucosa en sangre en ayunas de residentes de distritos urbanos y rurales; y posteriormente mapearon el entorno alimentario, recopilaron datos sobre la ubicación y los tipos de minoristas de alimentos disponibles a una distancia de 300 metros alrededor de la casa de cada participante, clasificando cada tipo de establecimiento de alimentos como saludable o no saludable.

Los investigadores encontraron que una mayor densidad de puntos de venta de comida rápida cerca de la casa de una persona se asoció con un aumento del 8 % en la probabilidad de un diagnóstico de diabetes.

Además, los científicos descubrieron que las mujeres y las personas con altos ingresos tenían más probabilidades de tener niveles más altos de diabetes.

El estudio estuvo limitado por varios factores, incluidos los datos autoinformados sobre los diagnósticos de diabetes, por lo que los investigadores han destacado que se necesitan más estudios para validar y ampliar cómo los entornos alimentarios pueden influir en la dieta y la salud de las personas.

Los autores han señalado que «nuestros resultados muestran que las intervenciones dirigidas al entorno pueden ser efectivas para prevenir la diabetes, sin embargo, la heterogeneidad de los efectos encontrados en nuestro análisis sugiere que pueden ser necesarias intervenciones más específicas. Las intervenciones generalistas no han llevado a mejores resultados y se necesita investigación futura para evaluar qué intervenciones de entorno alimentario podrían mejorar los resultados de la diabetes en esta región geográfica y población».

En este sentido, Marisa Miraldo, autora principal del estudio, ha concluido que «en el sur de Asia, la diabetes afecta a 1 de cada 11 adultos y provoca 747.000 muertes evitables al año. Nuestra investigación muestra que vivir cerca de al menos un establecimiento de comida rápida está asociado con un aumento del 16 % en la probabilidad de que se le diagnostique diabetes. Dado que se prevé que la cantidad de personas con diabetes en el sudeste asiático alcance los 113 millones para 2030, es imperativo que las empresas y minoristas de alimentos y bebidas intensifiquen sus agendas de sostenibilidad para promover mejores dietas y prevenir la diabetes».

Estilo de Vida