Identifican un nuevo mecanismo de inflamación en diabetes y obesidad

Investigadores del Ciber de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas (Ciberdem) y del Instituto de Investigación Sanitaria Pedro Virgili (Iispv) han identificado un nuevo mecanismo por el cual un metabolito que participa en la regulación de la energía de las células también es capaz de regular la inflamación del tejido adiposo que tiene lugar en la obesidad y la diabetes.

Liderado por Joan Vendrell y Sonia Fernández-Veledo y publicado en la revista Nature Immunology, este trabajo analiza el papel del succinato, un metabolito conocido por sus funciones energéticas en la mitocondria, y que a su vez es capaz de actuar fuera de la célula como si fuese una hormona (a través de un receptor), modificando el metabolismo energético.

Según explica el portal Redacción Médica, la mayoría de estudios atribuyen al succinato un papel estimulador de los procesos inflamatorios y de la activación del sistema inmune. En otros estudios ya se había demostrado que los pacientes con obesidad y diabetes, en los cuales existe una inflamación crónica de bajo grado, presentan niveles en sangre de succinato elevados.

Fernández-Veledo ha explicado que se ha “estudiado la función del succinato y su receptor SUCNR1 en los macrófagos, un tipo celular específico fundamental en la aparición de las alteraciones que se ven en el tejido adiposo de los pacientes con obesidad y diabetes”, y ha advertido que "la inflamación crónica de bajo grado en pacientes obesos está relacionada con la mayor mortalidad cardiovascular o la aparición de diabetes".

Además, la investigadora ha incidido en que las células del sistema inmune “pueden actuar de forma dual, o bien favoreciendo los procesos inflamatorios –macrófagos de tipo M1– o bien facilitando un ambiente anti-inflamatorio y reparador, encargados de desactivar los procesos inflamatorios mediante un proceso conocido como resolución de la inflamación, que son los de tipo M2”.

Existen estudios que sugieren que una de las principales causas de esta inflamación en los individuos obesos es la incapacidad que presentan de frenar y resolver esta inflamación. En este, explica Fernández-Veledo, “se identifica por primera vez el succinato (y su receptor SUCNR1) como actores fundamentales en la resolución de la inflamación”, para añadir que “mediante la combinación de estudios básicos en modelos animales transgénicos y estudios en pacientes, hemos constatado la importancia de este nuevo mecanismo en el proceso inflamatorio del tejido adiposo en la obesidad”.

Los investigadores han generado un ratón cuyos macrófagos no presentan el receptor de succinato SUCNR1. Contrariamente a lo que se esperaba, la falta de este receptor en los macrófagos, provoca un mayor grado de inflamación en su tejido adiposo, peor tolerancia a la glucosa y mayor resistencia a la insulina, condiciones esenciales para el desarrollo de diabetes. Además, estos ratones son más susceptibles de desarrollar obesidad en respuesta a una dieta grasa.

En el estudio, los investigadores demuestran que el succinato tiene un efecto dual interviniendo en la resolución del proceso inflamatorio. Este proceso representa un nuevo mecanismo de control de la inflamación en el que el este metabolito actuaría a la vez como señal de alarma en respuesta al estrés celular.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS