Encuentran diferencias epigenéticas entre pacientes de diabetes

Un grupo de investigadores suecos ha aportado nuevas evidencias científicas que apoyan la clasificación en subgrupos de pacientes diagnosticados con diabetes tipo 2 con el objetivo de que obtengan un tratamiento más personalizado.

 

En el estudio, que ha sido publicado en la revista Diabetes Care, este equipo de la Universidad de Lund, dirigido por la profesora Charlotte Ling, ha demostrado que existen claras diferencias epigenéticas en diferentes grupos de personas con diabetes tipo 2.

Los marcadores epigenéticos también están asociados con diferentes riesgos de desarrollar complicaciones comunes en la diabetes tipo 2, como accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y enfermedad renal; y se pueden desarrollar para predecir esas complicaciones, lo que permitiría tratamientos personalizados para los pacientes.

Este equipo, en el que destaca la española Sonia García-Calzón, analizó a un total de 533 diabéticos suecos, diagnosticados con el tipo 2, en los que se midieron las metilaciones del ácido desoxirribonucleico (ADN) en la sangre en 800.000 sitios en el genoma de todos los participantes. La metilación del ADN es un proceso químico, a través del cual los grupos metilo se unen a la molécula de ADN, afectando a la función de los genes.

Encontraron que los cuatro subgrupos de estos pacientes tenían diferentes niveles de metilación del ADN en un total de 4.465 sitios; mientras que un estudio previo, realizado por investigadores de esta Universidad sueca y publicado en 2018, demostró que es posible dividir la diabetes tipo 1 y la diabetes tipo 2 en cinco subgrupos; y en noviembre de 2021, los mismos autores difundieron otro trabajo que destacó las diferencias génicas entre los cuatro subgrupos de diabetes tipo 2, lo que sugiere diferentes causas de la enfermedad.

Ahora, en este nuevo estudio, se demuestra que también existen diferencias epigenéticas entre los cuatro subgrupos con diabetes tipo 2.

Según explican los investigadores en las conclusiones, estos hallazgos se utilizaron para desarrollar puntajes de riesgo epigenético, con el fin de predecir complicaciones comunes de la diabetes 2. Los marcadores epigenéticos asociados con dos de los subgrupos podrían predecir un mayor riesgo de desarrollar ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y enfermedad renal.

Ahora, este equipo verificará los resultados que han conseguido en otras cohortes basadas en la población; al tiempo que tienen pensado estudiar la metilación del ADN en tejido adiposo, de músculo, hígado y páncreas de los cuatro subgrupos.

Cabe recordar que el arsenal terapéutico para el tratamiento de la diabetes 2 se vio enriquecido a primeros de este año con la comercialización en España y Europa del fármaco semaglutida, que en su formulación oral reduce eficazmente los niveles de hemoglobina glucosilada y el peso corporal, en un amplio espectro de pacientes, y muestra seguridad cardiovascular.

Este medicamento, sintetizado y desarrollado por investigadores de Novo Nordisk, está indicado para tratar a aquellos adultos con diabetes 2 que no han sido controlados adecuadamente, con el fin de mejorar el control glucémico, como complemento de la dieta y el ejercicio.

Investigación