infodiabetico.com - Las farmacéuticas disparan el precio de la insulina en Estados Unidos

Las farmacéuticas disparan el precio de la insulina en Estados Unidos

Una ampolla de insulina, que dura hasta 28 días una vez abierta, cuesta en Estados Unidos unos 300 dólares, siendo las poblaciones negra, latina y asiática las más golpeadas por este aumento de precios, ya que tienen más tendencia a sufrir diabetes que los adultos blancos y es menos probable que tengan seguro de salud.

Según un estudio publicado en la revista académica de la American Medical Association, uno de cada cuatro diabéticos raciona la insulina, hasta el punto de que la gente se está muriendo literalmente por 300 dólares.

Los abusos de precios y otros obstáculos para obtener insulina son sintomáticos de un sistema sanitario que no funciona, argumentan defensores de los derechos de los diabéticos, que añaden que las muertes y la lucha de los diabéticos demuestran la necesidad de reformas profundas. "Hay mucho poder de monopolio y una asimetría de información y poder. Como resultado, los precios son elevadísimos en todo el sistema estadounidense, especialmente en el sector farmacéutico", ha afirmado Vikas Saini, presidente del Instituto Lown y codirector de Right Care Alliance, un movimiento político comunitario que apunta a reformar el sistema sanitario estadounidense para que los pacientes estén por delante de la especulación económica.

El precio de las ampollas obliga a los pacientes a racionar la insulina y arriesgar sus vidas. Entre 2012 y 2016, el precio promedio de la insulina en EEUU casi se duplicó a 5.196 euros al año para personas con diabetes tipo 1. Los costes de producción de una ampolla de insulina se calcula que están en torno a los 5 dólares, mientras que las empresas farmacéuticas cobran hasta 540 dólares por cada ampolla y los estadounidenses se mueren por no poder comprarlas, sumado eso al costoso precio de los seguros de salud y otros gastos como jeringuillas y dispositivos para la medición de glucosa en sangre.

Se calcula que aproximadamente 1.250.000 estadounidenses viven actualmente con un diagnóstico de diabetes tipo 1, una enfermedad que hace que la persona no pueda producir naturalmente insulina para regular el nivel de glucosa en sangre.

Se estima que en 2050 el número llegará a los 5 millones, y las personas con diabetes tipo 1 necesitan varias dosis diarias de insulina, mientras que aquellas con diabetes tipo 2 requieren dosis que varían.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades estima que existen 23,1 millones de estadounidenses diagnosticados con diabetes, mientras que otros millones más viven sin un diagnóstico o son prediabéticos. Se calcula que entre el 90 y el 95 % de los diabéticos tienen el tipo 2 de la enfermedad.

Cuenta eldiario.es que según un estudio de 2012, 2 millones de diabéticos estadounidenses de menos de 65 años no tienen seguro de salud, mientras que otro estudio de 2017 concluyó que la diabetes es la tercera causa de muerte en EEUU.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS