Denuncian falta de equidad en la atención a la diabetes y proponen medidas para mejorarla

Según denuncian desde la Sociedad Española de Diabetes (SED), la equidad, un valor fundamental que define nuestro sistema sanitario, es «deficitaria» en la atención a los pacientes con diabetes, de manera que en áreas sanitarias que atienden al mismo número de pacientes «hay servicios con cinco profesionales sanitarios» para atender a la población diabética y «otras con más de 20 en el servicio».

 

La facilidad de tener una interconsulta o la financiación de productos que utilizan los diábeticos, son algunos ejemplos de inequidad. En este sentido, según ejemplifica Juan Francisco Perán, presidente de la Federación Española de Diabetes (FEDE) «hay una comunidad que no financia el el glucagón nasal y el resto de comunidades sí lo hace».

Se refiere al medicamento para tratar las hipoglucemias y que sustituye al inyectable, y según Perán, «si hay un medicamento o que por coste-efectividad ha demostrado que es eficiente, no deberían ponernos trabajas a la hora de acceder a ellos».

Otra de las reivindicaciones de los pacientes con diabetes pasa por el acceso a medicamentos y dispositivos innovadores, de forma que han pasado 100 años desde que se desarrollaran las primeras insulinas para hacer frente a una enfermedad hasta ese momento mortal como era la diabetes y, desde entonces, han cambiado muchas cosas en la salud de las personas diabéticas y en sus cuidados.

Sin embargo, aún quedan otras muchas por resolver, unos retos pendiente que han puesto sobre la mesa los médicos y pacientes que han participado junto a la farmacéutica Novo Nordisk en la elaboración del informe Blueprint for Change sobre el estado de la diabetes y que presenta algunas medidas para convertir esos retos en realidades superadas.

Mejorar la equidad o el acceso a medicamentos innovadores son dos de los retos que incluye la hoja de ruta para el cuidado de la diabetes, pero hay más. En este sentido, piden que se garantice el acceso a la telemedicina, con medios, recursos y formación tanto para profesionales como para pacientes.

El presidente de FEDE reconce el valor que durante el confinamiento tuvieron los dispositivos de medición de la glucosa con los que cuenta muchas personas con diabetes tipo 1, ya que estos «volcaban sus datos y su médico podía verlos», pero no ha ocurrido lo mismo con los pacientes con diabetes tipo 2, «que han estado completamente abandonados porque no podemos llamar telemedicina a una llamada telefónica. Los insulinizados con diabete tipo 2 no han contado con estos dispositivos, una discriminación con respecto a la diabetes tipo 1″, afirma.

El decálogo elaborado trata de hacer hincapié en la necesidad de informar y concienciar sobre lo que supone la diabetes para los pacientes pero también para la sociedad, y habla de concienciación y de promover estilos de vida saludables desde la infancia. También llama la atención en que el 15 % de gasto en diabetes va a medicamentos y el 85 % a tratar las complicaciones de la enfermedad, pero una vez que la enfermedad está entre nosotros, cree que es necesario un diagnóstico precoz y avanzar en un mejor control de la diabetes desde el principio.

Así las cosas, tanto el presidente de SED como de FEDE apuestan por evaluar el sistema de atención a las personas con diabetes, de forma que «si no se hace, no se pueden comparar con otras estrategias y copiar las que se han visto que son más eficientes», concluyen.

Organizaciones